Lunares

Los lunares son pequeñas manchas que aparecen en el rostro o cualquier parte del cuerpo, se produce por una acumulación de pigmento en la piel. En lenguaje popular el término lunar se asocia a toda mancha persistente en la piel.

Todos los humanos tenemos lunares, incluso en poblaciones de tez muy oscura. El lunar puede clasificarse como un tumor benigno, usualmente sin ocasionar ningún problema (salvo algunos de tipo estético).

Los lunares tienen una forma y tamaño variable. Pueden ser redondos u ovalados. Pueden ser planos o elevados, pequeños o grandes, con o sin pelos, moteados o de color homogéneo.

El color típico es el marrón, cuando los colores de los lunares son diferentes (rojos, azules o áreas negras) tienen un mayor riesgo de malignidad.

Existen unos signos de alerta que se deben tener en cuenta y vienen definidos por el acrónimo ABCDE:

  • A: Asimetría. Crece más en algunas zonas que en otras (forma irregular)
  • B: Bordes irregulares. Tiene bordes con salientes y entrantes.
  • C: Color. Tiene más de un color, como café y negro y, en ocasiones, tienen zonas blancas, blancas azuladas o rojizas.
  • D: Diámetro. Crece rápido o tiene un tamaño superior a 6 milímetros.
  • E: Evolución. Tiende a crecer de forma rápida. Cualquier cambio reciente.
  • En cualquier caso, tanto si el aspecto de un lunar le preocupa, como si observa cambios bruscos, debe consultar al dermatólogo.

    Pin It

Etiquetas:

Sin comentarios todavía.

Deje un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.