Consejos dermatológicos para renovar la piel.

Aquí nos vamos a referir a la exfoliación de la piel para facilitar la renovación de la misma. Con estos tratamientos se eliminan las capas de “células muertas” de la epidermis, con lo que mejora en gran medida el aspecto de la piel en general. Aquí voy a comentar varios aspectos sobre la exfoliación de la piel:

1. La profundidad es variable, aumentando la misma (y su eficacia) cuanto más profesional es el sistema. Las más superficiales se consiguen con productos “scrub”, con microesferas que realizan un peeling físico, guantes de crin o incluso aparatos domésticos de masaje.

2. La exfoliación química se consigue con productos como el ácido glicólico o el salicílico, que son los componentes de tratamientos domiciliarios (donde se utilizan a una dosis baja) y que luego se combinan con peelings químicos más potentes (a una concentración mayor) en consulta.

3. Frecuencia. Es variable, según el tipo de piel y la patología de base, ya que si se realiza en exceso, pueden irritar la piel. En cualquier caso, el dermatólogo le indicará la pauta a seguir.

4. Las pieles secas no deber realizarlo más de una vez en semana y las pieles mixtas , entre una y dos.

5. La piel grasa sí debe exfoliarse con más frecuencia, si bien no debe ser excesiva, a fin de no irritar la piel. Sin embargo, en las zonas centrales de la cara (con gran cantidad de glándulas sebáceas) sí se puede utilizar un exfoliante a diario.

6. La aplicación debe ser con masajes circulares suaves, durante varios minutos. Luego deben aclararse con agua, normalmente.

7. Evitar las zonas sensibles, como el contorno de ojos, los labios o alrededor de la nariz.

8. Los codos, rodillas o la espalda son zonas que deben exfoliarse con frecuencia, ya que son más propensas a acumular células muertas.

9. En las clínicas y centros médicos dermatológicos, para renovar la piel puede utilizarse la microdermoabrasión y las mascarillas, además de los peelings químicos.

10. La limpieza de la piel en cabina, mediante vapor, no es una exfoliación: sólo elimina los comedones (puntos negros). En cualquier caso, no es imprescindible para lucir un rostro limpio.

Pin It

Etiquetas:

Sin comentarios todavía.

Deje un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.