La piel cambia en el embarazo (I)

La gestación es un periodo de profundos cambios en la mujer que la preparan para ser madre. Además de modificaciones a nivel ginecológico,  endocrino o  circulatorio,  se producen cambios a nivel cutáneo.

Esta semana veremos la primera entrega que enumera estos cambios a nivel de la piel.

1. Lo más frecuente es un aumento de la pigmentación a nivel facial (cloasma), que está influenciado por los cambios hormonales, el sol y el tipo de piel de la  paciente. La mejor prevención es la utilización diaria de un fotoprotector elevado. Si se presenta, puede tratarse con algunos productos despigmentantes ligeros (los más potentes están contraindicados en este momento).

2. Además, puede aumentar la pigmentación de forma natural en axilas, areolas mamarias, genitales externos y en la línea que discurre desde el centro del tórax al ombligo.

3. Aparición de estrías, al estirarse la piel de forma progresiva en abdomen, mamas, caderas y muslos. Se producen por rotura de las fibras elásticas de la piel, al superarse la capacidad de estiramiento de la misma.  Una buena forma de prevenirlas es hidratar la piel de esas zonas a diario con una crema adecuada, además de evitar un excesivo aumento de peso.

Pin It

Etiquetas:

Sin comentarios todavía.

Deje un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.