Lesiones benignas que se consultan frecuentemente y sus tratamientos.

A los dermatólogos, a diario, nuestros pacientes nos consultan, a veces con gran preocupación, por lesiones banales, con nula capacidad de malignización (eso sólo lo sabemos nosotros)  o por lesiones que estéticamente “son feas o no les gustan”.

A continuación, voy a enumerar las más frecuentes y sus tratamientos:

1. Queratosis seborreicas:

Son las llamadas “verrugas de la edad” por los pacientes y constituyen la lesión benigna más frecuente en la piel del humano. Pueden ser pigmentadas. Pueden aparecer en la cara, tronco y/o extremidades. Son capas de células de piel que no se descaman y se acumulan unas sobre otras. Pueden ser tratadas de una forma muy sencilla con crioterapia (nitrógeno líquido, que es como un spray helado que se aplica sobre la lesión) o con bisturí eléctrico de forma satisfactoria.

2. Léntigos solares:

Son manchas marrones y/o negras que aparecen en la cara, dorso de manos y antebrazos y escote. Se relacionan con la exposición solar crónica. No se transforman en cáncer de piel pero “afean bastante”. De hecho, al eliminarlos, el paciente rejuvenece en su aspecto.  Se eliminan fácilmente con ácido tricloroacético (un líquido que se aplica puntualmente sobre la mancha) o con nitrógeno líquido.

3. Angiomas eruptivos (puntos rubí):

Son puntos rojos que aparecen en el cuerpo (fundamentalmente en el tronco), que no son más que “venitas dilatadas”. No se transforman tampoco en cáncer de piel. Se eliminan fácilmente con electrocoagulación (bisturí eléctrico) y reflejan un daño solar acumulado, si bien también pueden estar estimulados por factores hormonales (en el embarazo aumenta su número y tamaño).

Pin It

Etiquetas:

Suscripción

Suscríbase a nuestro boletín por correo-e para recibir actualizaciones y manténgase conectado a través de las redes sociales.

Sin comentarios todavía.

Deje un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.