Lo último para el acné: isotretinoina a dosis bajas.

Hoy en día, el acné tiene solución casi en la totalidad de los casos.

En los años 80, el acné polimorfo severo empezó a tratarse con retinoides orales, con muy buena respuesta al tratamiento. Sin embargo, la extensa lista de efectos secundarios de este tipo de medicamentos (imposibilidad absoluta de embarazo por el riesgo de malformaciones fetales durante el tratamiento,  necesidad de evitación de exposición solar, consumo de alcohol o ejercicio, etc) hacía que los pacientes se pensaran varias veces el tratamiento antes de iniciarlo e, incluso, en ocasiones, declinaran el realizarlo.

Sin embargo, hoy en día, se sabe que es un fármaco altamente seguro y eficaz y que, prescrito y controlado por un dermatólogo (somos los únicos que podemos prescribirlo), no conlleva problema alguno, adoptando las medidas recomendadas por el especialista.

Recientemente, en el Congreso Europeo de Dermatología estética y Cosmética, se ha comentado la nueva pauta de este fármaco, utilizando dosis más bajas a más largo plazo, con lo que se reducen sus efectos secundarios, pero se mantiene su alta eficacia.

Para conocer testimonios de pacientes tratados con este fármaco en mis consultas, pueden acceder al espacio de foro (acné) de la web.

Para cualquier duda, consulte a su dermatólogo.

Pin It

Etiquetas:

Sin comentarios todavía.

Deje un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.