¿Cómo mantener nuestra piel joven?

De los motivos de consulta más frecuentes son los problemas derivados del envejecimiento de la piel, sobre todo del fotoenvejecimiento (debido al sol).

La exposición solar excesiva se traduce en la aparición de arrugas antes de tiempo, flaccidez y manchas en las zonas expuestas (cara, escote y dorso de manos).

La mejor forma de prevenir un fotoenvejecimiento es utilizar un protector solar elevado. Además, hay tratamientos domiciliarios que, utilizados a diario, permiten mejorar el aspecto de la piel.

Sin embargo, una vez que aparecen las lesiones del envejecimiento cutáneo, éstas pueden tratarse (eliminándolas o atenuándolas) con un tratamiento médico o quirúrgico por parte del dermatólogo.

Las técnicas que se aplican son muy variadas y, dependen de la situación en la que se encuentre la piel, por lo que es fundamental una evaluación previa de la misma.

Además, muchos pacientes acuden a consulta pensando que lo tratamientos de rejuvenecimiento facial son de elevado coste y que además son invasivos y dolorosos. Pues bien, hoy en día es posible rejuvenecer sin la necesidad de utilizar el bisturí, sin necesidad de modificar la vida habitual, evitando el dolor y, además, a precio bastante asequible.

Por ello, si está pensando en rejuvenecer su rostro, solicite consulta a su dermatólogo para pautar tratamiento domiciliario diario e informarle de los tratamientos rejuvenecedores que mejor se adapten a su caso.

Pin It

Etiquetas:

Sin comentarios todavía.

Deje un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.