La arruga y su tratamiento.

Las arrugas son pliegues que aparecen en la piel en relación con múltiples factores. El más conocido es la edad, ya que el paso del tiempo favorece la aparición de las mismas, en relación con la pérdida de colágeno  con el paso de los años.  Sin embargo, otros factores que influyen (y mucho) son la exposición solar, el tabaco y la mímica facial.

Las arrugas relacionadas con la mímica facial, el tabaco o incluso la edad, suelen ser arrugas finas, superficiales,  múltiples y localizadas en zonas expuestas al sol.  Sin embargo, las arrugas relacionadas con la exposición solar suelen ser profundas y acompañadas de alteraciones en la coloración de la piel de la cara (manchas).

Para tratarlas, primero debemos actuar sobre la causa que las produce: protección solar en los casos de daño solar, evitar el tabaco, reducir la mímica facial (con toxina botulínica) en los casos de mímica facial elevada, etc.

Además, hoy en día hay tratamientos domiciliarios como son cremas con ácidos (glicólico, retinoico, etc) o polipéptidos, que se pueden acompañar de tratamientos dermatológicos en consulta como son los peelings, la microdermoabrasión, la mesoterapia con factores de crecimiento plaquetarios o las infiltraciones con ácido hialurónico (rellenos) o con toxina botulínica (Botox), que permiten mejorar el aspecto de la piel, incluso después de la primera sesión.

Para cualquier duda o información adicional, consulte a su dermatólogo.

Pin It

Etiquetas:

Sin comentarios todavía.

Deje un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.