¿Cómo funcionan los peelings químicos?

Los peelings químicos constituyen una forma acelerada de exfoliación (descamación de la piel), mediante la utilización de determinados agentes, produciendo la destrucción controlada de porciones de epidermis y/o dermis, con la consiguiente regeneración de nuevos tejidos.

Esta descamación superficial estimula la renovación y el crecimiento celular, produciendo una apariencia mucho más bonita y saludable de nuestra piel. Las acciones de los peelings sobre nuestra piel incluyen:

– Aumento del número de queratinocitos (las células de la piel).

– Aumento del espesor de la epidermis (la capa más superficial de la piel).

– Disminución de la cantidad de melanina depositada en piel (por eso sirven para aclarar manchas).

– Aumento de la producción de fibras colágenas, en la irrigación sanguínea y en la compactación de la epidermis, mejorando con ello el aspecto de la piel.

– Aumento de la permeabilidad cutánea, favoreciendo la penetración de principios activos coadyuvantes en el tratamiento post-peeling, necesarios para la reepitelización completa.

Dependiendo de la patología a tratar (acné, manchas, arrugas, arañas vasculares, pieles sensibles, flaccidez, etc) o simplemente con fines cosméticos (para mejorar el aspecto de la piel, previo a un evento), existen numerosos tipos de peelings, adecuados para cada tipo de piel.

En Dermatenerife realizamos más de 150 peelings al mes, durante todo el año,  tanto para patología como con finalidades cosméticas.

Si quieres tratar tu piel o, simplemente, mejorar el aspecto de la misma, consulta con tu dermatólogo.

Pin It

Etiquetas:

Sin comentarios todavía.

Deje un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.