Los protectores solares pueden reducir el número de lunares.

Los nevus (lunares) que tenemos en la vida adulta resultan de la suma de los que presentamos en la infancia y los que salen a lo largo de la vida adulta, lo que está relacionado directamente con la exposición solar (a mayor exposición, mayor número de lunares).

Por ello, si deseamos tener menos nevus, además de prevenir problemas de piel en relación con la exposición solar, debemos utilizar fotoprotección a diario en zonas expuestas (cara, escote y dorso de manos-antebrazos). Con ello, además, conseguiremos reducir otros problemas como cáncer de piel, manchas en la piel o incluso arrugas.

 

Pin It

Etiquetas:

Sin comentarios todavía.

Deje un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.