Un virus muy frecuente en niños: molluscum contagiosum.

El molluscum contagiosum es un poxvirus que afecta a la piel, sobre todo en la infancia. Se transmite por contacto de piel con piel y es altamente contagioso, sobre todo cuando aparece en niños.

Clínicamente se caracteriza por una especie de ¨granitos¨, que cuando aparecen, van aumentando progresivamente en número y tamaño.

Puede aparecer en cualquier parte del cuerpo. Generalmente, en verano, aumenta la frecuencia por los campamentos y las piscinas, en esta época del año.

Se eliminan fácilmente con la ayuda de una cucharilla (una especie de bisturí), tras la aplicación de una crema anestésica.

Si duda si su hijo presenta estas lesiones, consulte a su dermatólogo ya que, un tratamiento precoz es mucho más eficaz.

Pin It

Sin comentarios todavía.

Deje un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.