El léntigo solar: la mancha que no es de la edad.

Esta semana pasada he atendido a varios pacientes que consultaban por unas manchas en la cara y/o dorso de manos y antebrazos, poco estéticas, de varios meses de evolución.

Les he informado que se trata de lentigos solares, que son lesiones totalmente benignas (no malignizan nunca), que están en relación con la exposición solar a lo largo de la vida, en zonas como la cara y/o dorso de las manos.

Este tipo de lesiones suelen presentarse en pacientes por encima de los 50 años, si bien cada vez se presentan a edades más tempranas, sobre todo en personas muy aficionadas al sol o a las actividades al aire libre, que no se han protegido de forma adecuada del sol.  De hecho, en los últimos años es frecuente verlos en pacientes de incluso 30 años.

Pueden eliminarse de forma muy sencilla y económica con un líquido que se aplica en consulta (ácido tricloroacético) o con otras técnicas como la crioterapia (con frío) o electrocirugía y/o láser.

Lo que sí que es vital, para evitar la aparición de nuevas lesiones o prevenir que salgan de inicio es la utilización del fotoprotector a diario.

Si tienes alguna lesión sospechosa, consulta con tu dermatólogo, él es el médico especialista para tu piel.

Pin It

Etiquetas:

Sin comentarios todavía.

Deje un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.