Unos consejos para la protección solar de tus hijos.

Una de las circunstancias más importantes del cuidado de la piel del niño es la protección frente al sol. No debemos olvidar que la piel tiene memoria y que el 80% de la radiación solar que se recibe a lo largo de la vida se ha recibido a los 18 años. Por ello, debemos insistir en una adecuada fotoprotección de nuestros hijos hasta que lleguen a la edad adulta, en la que ellos se responsabilizarán de ello.

Debemos tener en cuanta una serie de hechos importantes:

1. La aplicación del protector solar (mínimo SPF 30) debe realizarse 30 minutos antes de exponerse al sol y en cantidad suficiente en cada zona.

2. Aunque el protector solar sea “resistente al agua”, debemos aplicarlo de nuevo después de cada baño.

3. Los días nublados y con viento facilitan las quemaduras solares al reducir la sensación de calor. Por ello, hay que protegerse con más razón.

4. Además del protector solar, debemos utilizar protección física (sombrilla, camisetas, gorras, etc).

5. Los protectores solares para los niños deben contener filtros físicos.

6. El 75% de la radiación solar que llega al agua, se refleja y el 25% de la que llega a la arena.

7. El uso de gafas de sol homologadas por la CE es vital.

8. Los lunares “de nacimiento” hay que protegerlos con mayor cuidado, además de ser consultados al dermatólogo. Al ser los que más sol reciben a lo largo de la vida, son los que más riesgo tienen de malignizar.

Para cualquier duda sobre protección solar para tu hijo, consulta a tu dermatólogo.

Pin It

Etiquetas:

Suscripción

Suscríbase a nuestro boletín por correo-e para recibir actualizaciones y manténgase conectado a través de las redes sociales.

Sin comentarios todavía.

Deje un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.