Los nevus compuestos (“verrugas en la cara”) se pueden eliminar fácilmente.

Los nevus compuestos son un tipo de lunares muy frecuentes que aparecen, generalmente, en la cara. Se caracterizan porque inicialmente son planos y oscuros y, a medida que pasan los años, se van sobreelevando y van perdiendo el color, quedando del color de la piel.

La gente lo suele llamar aquí en Canarias “verrugas en la cara”, aunque no tiene nada que ver con las verrugas producidas por el virus del papiloma humano (que son contagiosas). Generalmente, suele haber antecedentes de este tipo de lesiones en los familiares del paciente (generalmente en los padres).

Al tratarse de lesiones benignas (que no malignizan), se pueden eliminar sencillamente (sin dar puntos) en una sesión en la que, tras la aplicación de anestesia local, se realiza un afeitado con un bisturí y se coagula la base de la lesión para que no reaparezca.

Inicialmente queda una pequeña costra (menor que el nevus), que sólo hay que tratar con una gasa con agua oxigenada tras la ducha hasta que caiga (en 6-8 días). Después sólo hay que aplicar protector solar a diario para evitar que pigmente la cicatriz, quedando ésta casi inaparente.

Si tienes alguna lesión de este tipo y deseas eliminarla, consulta con tu dermatólogo, ya que el invierno es el mejor momento para tratarlas.

Pin It

Etiquetas:

Sin comentarios todavía.

Deje un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.