¿En que consiste la crioterapia?

La crioterapia o también denominada “nitrógeno líquido o quemar con frío” es una técnica de tratamiento que se utiliza muy frecuentemente en la consulta de dermatología.

Se utiliza para eliminar numerosas lesiones benignas que no desaparecen con tratamientos orales y/o tópicos, como, por ejemplo, verrugas, fibromas blandos, queratosis seborreicas, etc.

La aplicación de esta técnica es sencilla, aunque lo más importante es conocer el diagnóstico exacto de la lesión que se va a eliminar (esta técnica no permite analizar las lesiones que se destruyen), descartando siempre la malignidad del proceso para así, no retrasar de forma errónea el diagnóstico de un cáncer de piel (destruir con crioterapia, por error o desconocimiento, un cáncer de piel), lo que puede empeorar mucho el pronóstico del mismo.

Una vez aplicada la crioterapia por parte del dermatólogo, debe saber que:

1. Ese mismo día pueden existir molestias/ardor y/o dolor local. Puede tomar cualquier antiinflamatorio que utilice normalmente para un dolor de cabeza, salvo Aspirina.

2. En caso de formarse una ampolla (bolsa), que puede ser transparente o con hematoma en el interior,  evacuar el contenido pinchando con una aguja estéril la ampolla y evacuar presionando el contenido líquido. No cortar ni eliminar el techo de la ampolla.

3. Aplicar a diario Betadine, clorhexidina, agua oxigenada o cualquier antiséptico hasta que caiga la costra (1-2 semanas)

4. Al caer la costra, aplicar a diario (sobre todo si está en zona expuesta al sol) un protector solar elevado el tiempo que indique el dermatólogo.

Pin It

Etiquetas:

Suscripción

Suscríbase a nuestro boletín por correo-e para recibir actualizaciones y manténgase conectado a través de las redes sociales.

Sin comentarios todavía.

Deje un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.