Conoce los efectos del tabaco en la piel.

Cualquier día es bueno para dejar de fumar. El tabaco tiene, además de las consecuencias sobre el corazón, los pulmones o la circulación, efectos nocivos importantes para la piel.

A continuación, paso a exponer algunas de las consecuencias del tabaco sobre nuestra piel:

1. Mayor incidencia de cáncer de piel y de labio, sobre todo si se asocia a importante exposición solar.

2. Mayor incidencia de leucoplasia (lesión premaligna) en labio, que se transforma en cáncer de labio.

3. Mayor probabilidad de cáncer de lengua y cavidad oral.

4. Aumento del número y de la profundidad de las arrugas de la piel, sobre todo en la zona alrededor de la boca (por la acción vasoconstrictora de la nicotina).

5. Coloración amarillenta de puntas de dedos y uñas.

6. Color “apagado, sin brillo, cetrino” de la piel (más acentuado en mujeres fumadoras).

Para evitar/revertir los efectos negativos del tabaco en la piel, lo primero sería dejar de fumar (la primera condición para ello es querer dejar de fumar). Además, existen diferentes tratamientos que permiten mejorar el aspecto de tu piel, aunque seas fumador/fumadora, sobre todo para estos meses de verano en los que se utiliza menos el maquillaje.

Tu dermatólogo conoce qué tratamientos pueden iluminar tu piel, disminuir tus arrugas o corregir ese “tono apagado” de tu piel. Confía en tu dermatólogo, también es el médico especialista para tu piel sana.

 

Pin It

Etiquetas:

Sin comentarios todavía.

Deje un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.