Dermatenerife te recuerda 3 zonas que es muy importante proteger del sol.

A lo largo de 20 años de experiencia en la especialidad de dermatología he observado muchísimos problemas en relación con la exposición solar a lo largo de los años. Puede tratarse de  lesiones benignas (léntigos), premalignas (se pueden convertir en cáncer de piel) o malignas (se trata ya de cánceres de piel, cuyo caso más grave, el melanoma, puede llegar a ser mortal).

Generalmente se observan en la cara (la zona más expuesta al sol, ya que se expone a diario). Sin embargo, hay 3 regiones anatómicas donde aparece un gran número de lesiones relacionadas con la exposición solar y que los dermatólogos insistimos muchísimo en que se deben de proteger igual que la cara ya que tienen alto riesgo de desarrollar este tipo de lesiones. Estas 3 zonas son:

  1. Las  orejas. Si se tiene el pelo corto, reciben mucho sol y pueden asentar gran cantidad de tumores y lesiones solares en esta zona.
  2. El escote: Sobre todo en mujeres. Produce un daño solar intenso con aparición de léntigos (manchas marrones), queratosis actínicas (se convierten en cáncer de piel), Telangiectasias (arañas vasculares) o cánceres de piel.
  3. El dorso de las manos, donde nos da el sol, sobre todo, al conducir.

Es por ello que los dermatólogos insistimos en la protección diaria en esas zonas con un protector como mínimo de un factor de protección 50.

Pin It

Etiquetas:

Sin comentarios todavía.

Deje un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.