Estos días de verano, emplea también la protección física.

Con la llegada del verano y los baños y ratos de playa y piscina es habitual el emplear cremas protectoras solares de factor de protección elevado. Sin embargo, no sólo debemos protegernos del sol con las cremas, ya que hay que renovarlas constantemente con cada baño y/o cada 2 horas.

Dado que el 75 % de la radiación solar que llega al agua  y el 25% de la que llega a la arena se refleja, debemos emplear también protección física que nos asegure el evitar un daño solar en nuestra piel.

Por eso es recomendable y, hasta necesario, emplear sobrinas/parasoles, gorras, camisetas, etc, que complementen la protección solar de nuestras cremas. Además, es recomendable el empleo de gafas de sol para evitar el daño solar en el cristalino de nuestros ojos, reduciendo así la aparición de cataratas.

 

 

 

Pin It

Etiquetas:

Suscripción

Suscríbase a nuestro boletín por correo-e para recibir actualizaciones y manténgase conectado a través de las redes sociales.

Sin comentarios todavía.

Deje un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.