Hidrata bien tu piel durante el verano para evitar problemas en invierno.

Durante el verano, con el calor, sudamos más, con lo que aumenta la pérdida transepidérmica de agua, disminuyendo como consecuencia la hidratación de la misma. Si añadimos el beber menos liquido, esta situación empeora.

Esta situación mantenida a lo largo del verano lleva a que nuestra piel esté más seca, se irrite más fácilmente y pueda eczematizarse con mayor frecuencia y picar más.  Además, en pacientes con eczema atópico, psoriasis, liquen rubor plano, eczema craquelé u otras patologías de piel, la sequedad en la piel puede favorecer la aparición de nuevos brotes de estas patologías. Para evitar esto, debemos tener en cuenta una serie de consejos:

  1. Los baños/duchas deben ser cortos y con agua tibia.
  2. Debemos beber como mínimo 1 litro y medio de líquidos al día.
  3. Debemos aplicar a diario (1 o 2 veces) crema hidratante, sobre todo en extremidades.
  4. Debemos emplear protector solar a diario (también nos hidrata la piel y evita que el sol nos la reseque).
  5. Secar la piel en toques (no frotándola), para evitar que se dañe.
Pin It

Etiquetas:

Suscripción

Suscríbase a nuestro boletín por correo-e para recibir actualizaciones y manténgase conectado a través de las redes sociales.

Sin comentarios todavía.

Deje un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.