Revisa la cabeza de tu hijo/hija desde el inicio del curso.

Con el inicio del curso escolar, uno de los problemas que más vemos en los niños en consulta en estas fechas son los tan temidos piojos (pediculosis capitis). Se trata de una infección producida por el pediculosis capitis, que coloniza el cuero cabelludo, reproduciéndose en gran medida (aumentando tanto en tamaño como en número).

La mejor forma de atajar un problema de este tipo que, además se repite siempre en estos momentos del año, es la prevención, revisando, como mucho cada 2 días el cuero cabelludo de tu hijo (para ver si hay piojos adultos y/o liendres), además de observar si tu hijo se rasca con insistencia la cabeza.

Otra medida a tener en cuenta es no compartir los cepillos de peinado en casa (tampoco en el colegio) y evitar el pelo muy largo (ya que dificulta la detección precoz de la infección).

Hay que recordar que, si bien es más frecuente en la infancia, también puede aparecer en adultos.

Si se detectan hay que tratarlos lo antes posible, insistiendo en una limpieza minuciosa de las liendres para evitar nuevas infecciones. Este tipo de infección no provoca inmunidad permanente (como el sarampión y/o la varicela), sino que si se vuelve a tener contacto con el caro, vuelve a aparecer la sintomatología.

Pin It

Etiquetas:

Sin comentarios todavía.

Deje un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.