La alopecia en los pacientes con cáncer.

La alopecia (caída de pelo) es un efecto secundario frecuente en los diferentes tratamientos (quimioterapia, tratamientos hormonales y/o radioterapia) que se aplican en el tratamiento de los pacientes con cáncer.

Los diferentes tratamientos para el cáncer intentan ralentizarse el crecimiento de aquellas células que se reproducen más rápido (las del cáncer). Pero, además, no diferencia de otras células cuyo crecimiento es rápido como son las de las mucosas o el pelo. Por ello, estos fármacos o la radioterapia también producen como efecto secundario aquellas reacciones derivadas del enlentecimiento del crecimiento de estas células como son las mucositis y aftosis (llagas en la boca) o la alopecia.

La mayor parte de las alopecias por este tipo de tratamientos es difusa y suele tener una pilotracción muy llamativa (suelen caer muchos pelos de golpe al traicionar ligeramente el pelo).

Generalmente se trata de una alopecia reversible (se recupera de nuevo el pelo) y se suele recuperar entre 3-6 meses después e suspender el tratamiento antineoplásico.

El pelo recuperado puede presentar variaciones en el color o en la textura en más del 60% de los pacientes.

Existen tratamientos que permiten acelerar la recuperación del pelo. Si es tu caso, puedes llamar a cualquiera de nuestros 2 centros (Tejina o Santa Cruz) para pedir tu cita y recuperar tu pelo lo más rápidamente posible.

Pin It

Etiquetas:

Sin comentarios todavía.

Deje un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.