La importancia de hidratarse la piel.

El ser humano está constituido por un 80% del agua, que es un elemento imprescindible en la vida. Por ello, si la cantidad de agua en nuestro cuerpo disminuye, aparecen diferentes problemas tales como eczemas (si la sequedad afecta a la piel), hipotensión, infecciones de orina, etc.

Por ello, debemos mantener un consumo diario de líquidos de entre 1 y 1,5 litros. Sin embargo, no debemos esperar a que aparezca la sensación de sed (aparece cuando ya se ha producido una deshidratación de, al menos, el 3%) y, además esta sensación de sed se va perdiendo con la edad (por eso, los ancianos se deshidratan con mayor facilidad).

Además, es esencial hidratar la piel con cremas hidratantes que sellen la piel, manteniendo la función barrera y reduciendo la pérdida transepidérmica (a través de la piel) de agua. El mejor momento es hacerlo después de la ducha (la penetración de la piel es mayor) o por la noche (cuando se regenera con mayor intensidad la piel).

Si  quieres saber qué tipo de crema requiere tu piel, puedes llamarnos a cualquiera de nuestros 2 centros para indicarte cuál es el tratamiento adecuado y personalizado que necesitas.

Pin It

Etiquetas:

Sin comentarios todavía.

Deje un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.