Los fibromas blandos: esas “carnes crecidas” en el cuello.

Los fibromas blandos son lesiones benignas, que aparecen generalmente en zona de pliegues (cuello, axilas, ingles o zona submamaria), que como su nombre indica son blandas y que pueden ser de color de la piel o algo más oscuras.

Se trata de lesiones que, aunque aumenten su número y su tamaño con el tiempo, no son contagiosas (sólo aparecen en personas predispuestas, por su tipo de piel). No están, para nada, relacionadas con el uso de cadenas y/collares. A veces, pueden irritarse y ponerse rojas o molestar al tacto.

No existe ningún tratamiento domiciliario que las elimine. Sólo pueden eliminarse con electrocirugía, Dermaplax o crioterapia (nitrógeno líquido) en consulta. El postoperatorio es muy sencillo y la recuperación, bastante rápida, debiendo poner protector solar diario si está en zonas habitualmente expuestas al sol (cuello).

Si tienes lesiones de este tipo y quieres eliminarlas, el invierno es el mejor momento para hacerlo. Puedes llamar a cualquiera de nuestros 2 centros para pedir tu cita.

Pin It

Etiquetas:

Sin comentarios todavía.

Deje un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.