La fotoprotección infantil

La fotoprotección infantil

La mayor parte de la exposición solar que recibimos a lo largo de la vida se produce antes de los 30 años. También es conocido que, la piel tiene memoria «y además es rencorosa». Por ello, los excesos producidos con el sol nos van a marcar cómo vamos a tener nuestra piel en la vida adulta.

Mas peligroso que la exposición solar crónica mantenida son las quemaduras solares agudas («las llamadas quemaduras de fin de semana»).

Por ello, nuestros esfuerzos como padres deben ir dirigidos a dar ejemplo y enseñar a nuestros hijos a protegerse frente al sol de una forma adecuada.

Además de aplicar protección solar 30 minutos antes de la exposición con un factor 50 con filtros físicos, debemos renovarlo cada hora (sobre todo si los niños están en el agua), además de emplear filtros físicos (sombrilla, gorra, gafas de sol y/o camisetas.

Con estas medidas evitarás quemaduras solares y podrás prevenir futuros problemas en la piel de tus hijos.

Pin It

Sin comentarios todavía.

Deje un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.